Hacia un nuevo modelo público de gestión municipal

ENERLIS_Logo_Pref_RGBEn los últimos años, en relación a su papel como promotores del desarrollo local, el escenario en el que los municipios han tenido que desenvolverse ha cambiado sustancialmente. Esto, ineludiblemente, afecta también a los procesos de innovación que se producen en su territorio. Una mirada al corto plazo nos hace pensar en las dificultades que han atravesado las administraciones locales en el contexto de crisis y ajuste económico. Sin embargo, sin negar la importancia de este factor, podemos añadir otros aspectos más de fondo sobre los que los municipios deben seguir trabajando.

En primer lugar, es necesario introducir nuevas formas organizativas, de gestión y de operativa en las diferentes dependencias municipales. Sin circunscribirlo exclusivamente a las áreas de desarrollo económico, ya que otros ámbitos como el de la promoción cultural o el urbanismo, por ejemplo, también pueden actuar a favor de la innovación local, la administración municipal en su conjunto ha de ser capaz de adaptarse a los nuevos tiempos. Esto requiere mantener altos niveles de eficacia en la gestión y, en un contexto de dificultades presupuestarias, de inmediatez en la respuesta a las necesidades y de velocidad en los cambios del entorno, desarrollar marcos de trabajo más ágiles y abiertos para favorecer la co-creación, el emprendimiento y las iniciativas más creativas que se desarrollan en los municipios.

En segundo lugar, la transformación de las estructuras, dinámicas e instrumentos con los que se actúa desde los espacios de promoción y desarrollo económico local tiene como objetivo final servir mejor al tejido empresarial y emprendedor al que dan apoyo. En este sentido, el alineamiento entre la innovación urbana y el ecosistema de agentes requiere de una sofisticación de ese tejido que sea capaz de acoger nuevos métodos, nuevos modelos de negocio y nuevos procesos de innovación adaptados a los tiempos actuales. Cobra especial interés la idea de la innovación abierta como marco desde el que trabajar a nivel local para impulsar la capacidad innovadora de los territorios, mediante una comprensión de las posibilidades que ofrecen los procesos de colaboración empresarial, de apertura a las necesidades y capacidades del territorio, etc.

En tercer lugar, este escenario de promoción integral de la innovación urbana requiere de una apuesta por extender y facilitar los procesos de innovación urbana a la sociedad. En este sentido, las fronteras tradicionales que marcaban dónde se innova han quedado definitivamente rotas con las dinámicas relacionadas con la sociedad digital; unas dinámicas que implican que las empresas y las instituciones públicas han de abrirse a prácticas, iniciativas de emprendimiento y capacidades que se dan en la sociedad y que necesariamente tienen que integrarse en una comprensión global sobre cómo se produce la innovación local.

El próximo 29 de Junio se presenta en Terrassa el documento “ABC de la Innovación”, elaborado de manera colaborativa en el marco de la Red Innpulso (Red de Ciudades de Ciencia e Innovación) entre 15 ayuntamientos y en el cual desde Enerlis hemos tenido el privilegio de participar en su redacción.

Iván de Torres, Consultor de Estrategia y Sostenibilidad en Enerlis

Esta entrada fue publicada en Enerlis. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *