Blockchain, tecnología disruptora también en las Ciudades Inteligentes

El uso de la tecnología Blockchain promete cambios de gran calado en la manera de hacer transacciones de forma segura y fiable. Ha pasado de utilizarse para garantizar los intercambios con monedas virtuales a tener aplicaciones en un gran número de sectores, desde la Administración Pública a la energía, los seguros o la asistencia sanitaria. Y, entre ellos, las ciudades inteligentes, donde el intercambio seguro de datos e información es vital para su funcionamiento.

La importancia de la cadena de bloques, tanto por sus aplicaciones como por los nuevos modelos de negocios que puede generar, no pasa desapercibida para la Comisión Europea, que acaba de presentar el observatorio y foro de Blockchain con el apoyo del Parlamento Europeo. “Tecnologías como la cadena de bloques pueden contribuir a reducir costes, aumentando al mismo tiempo la confianza, la trazabilidad y la seguridad”, declaraba el vicepresidente responsable de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, en la presentación de este nuevo grupo de trabajo.

El foro y el observatorio se encargará de dar a conocer las principales novedades de esta tecnología, promoverá los agentes europeos y reforzará el compromiso con las partes interesadas que intervienen en actividades de cadena de bloques. “Queremos sacar partido de la notable reserva de talentos y de las excelentes empresas emergentes de que disponemos en Europa para convertirnos en una región pionera a escala mundial, que desarrollará el despliegue de la cadena de bloques e invertirá en él”, apostilló Ansip.

bloclBlockchain y ciudades

¿Cómo puede la tecnología Blockchain integrarse en las ciudades inteligentes y qué les puede aportar? Las smart cities suponen un cambio de concepto en la gestión de los servicios y en su funcionamiento desde todas sus perspectivas: gestión energética, movilidad, medioambiente, servicios municipales, administración, relaciones con el ciudadano, información, etc

Una de las claves de este cambio, si no la principal, es disponer de todo un sistema de carácter transversal, abierto y con la capacidad de intercambiar datos en tiempo real entre todos los actores y sistemas de la ciudad. “Blockchain podría ofrecer esta base”, explica Stefan Junestrand, coautor del libro ‘Blockchain: la revolución industrial de Internet’ y CEO de Grupo Tecma Red, “interconectar los distintos servicios ‘verticales’ de la ciudad bajo una misma Plataforma Tecnológica de Ciudades Inteligente”.

Ya existen ejemplos de este tipo de plataformas, como es FIWARE, una plataforma estandarizada que impulsa la Unión Europea para construir aplicaciones inteligentes en ecosistemas abiertos y sostenibles de software en múltiples sectores. “Existen también ideas y experimentos de cómo utilizar la tecnología Blockchain para integrarla en las aplicaciones de ciudades inteligentes, con el aval de una plataforma no jerárquica, pública y segura para ciudades”, señala Junestrand.

Gobernanza, seguridad y medioambiente

Blockchain tiene mucho que decir en otros ejes fundamentales para el buen funcionamiento de las ciudades. En ámbito de la gobernanza y la transparencia en la gestión de la Administración Pública establece una plataforma segura y accesible para todos los ámbitos de la administración. Stefan Junestrand explica que muchos registros administrativos (leyes, gastos, ingresos, contratos, permisos, etc., corresponden a otras áreas de servicios que, con un registro Blockchain “se interconectarían de una forma natural, reforzando el valor de la interconexión transversal de los servicios”.

Lo mismo ocurre con la información acerca del espacio público y la información urbana, sistemas que podrían hacerse más abiertos, distribuidos y descentralizados a través de una plataforma basada en cadena de bloques.

La recolección de datos en las ciudades inteligentes supone tener información sobre la ciudadanía, lo que implica aplicar adecuadamente las leyes y normativas que protegen la privacidad de las personas. Según Junestrand, con Blockhain “es posible diseñar soluciones para estos objetivos, añadiendo, en el aspecto de los registros y su documentación, un gran valor de seguridad y transparencia”.

La movilidad sostenible y el medioambiente en la ciudad son aspectos a los que aplicar esta tecnología, de gran utilidad en la gestión del agua, la monitorización de la calidad del aire, la gestión energética de los edificios y el adecuado mantenimiento de parques y jardines.

Ya son numerosas las ciudades que trabajan con proyectos de cadena de bloques. Destaca Dubai, que se ha propuesto ser la primera ciudad del mundo en integrar esta tecnología en todos los servicios que ofrece en 2020, es decir, quiere funcionar a través de Blockchain.

El Global Blockchain Council de Emiratos Árabes Unido prevé que se invertirán en el sector más de 240 mil millones de euros (300 billones de dólares). La importancia de esta tecnología también se refleja en el evento que prepara Dubai para los próximos 2 y 3 de mayo, el ‘Future Blockchain Summit’ que quiere reunir a unos 10.000 visitantes, entre profesionales, empresas tecnológicas, gobernantes e inversores.

Otras ciudades como Santiago de Chile, Dubai, Toronto, Tel Aviv, Osol, Milán, Londres y Estocolmo también han puesto en marcha proyectos bajo el paraguas de esta nueva tecnología que promete un cambio radical en la forma de entender la gestión de los recursos, la economía y información.

Fte: esmartcity

 

Esta entrada fue publicada en Ciudades Inteligentes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>